05 December, 2011

Candidatos de unidad, nunca son de unidad, realidad política.

Hoy estaba leyendo un artículo del Diario de Yucatán donde se señalaban las imposiciones en varios municipios como Suma, Yobaín, los Telchac y demás en donde ya se están comenzando a sentir las consecuencias del ya famoso "candidato de unidad" del PRI.
Está de más mencionar que en muy pocas ocasiones este candidato es realmente de unidad. La intención de este procedimiento de elección suena muy noble: "evitar confrontamientos y divisiones en el partido", pero creo que es muy poco realista. Todo lo contrario, eso es lo que en la mayoría de los casos sucede al dejar que entre los precandidatos se elija al representante del PRI en las próximas elecciones. Entiéndanlo o afróntenlo: los precandidatos son las peores personas para elegir al candidato, la mayoría de ellos tienen una visión muy distorsionada de la opinión y aceptación popular. Obviamente todos ellos piensan que el pueblo los quiere pues así se los han hecho sentir sus cercanos y dañinos colaboradores.
El artículo fue tomado de un medio panista, pero tampoco podemos cegarnos y pretender que todo es mentira.
Yo como ciudadano me siento inconforme al escuchar las designaciones del candidato de unidad, cuánto más los demás precandidatos que quedaron fuera de la competencia por intuición de los directivos locales. Si seguimos con este modelo equivocado se perderán muchos militantes, unos al no compartir esta opinión y otros llevados por precandidatos inconformes.
¿Será los griegos estaban equivocados con su concepto de democracia y algunos mexicanos corrigieron este sistema?
Simple y sencillo: que se vote. El voto libre es el mejor indicador de toma de decisiones.
Post a Comment